dilluns, 30 de setembre de 2013

Flashback 215

Entramos en el parque nacional del Serengeti por una ruta apenas transitada por los turistas, y he de decir que jamás, ni en pleno desierto, he comido tanto polvo como en esta pista. 
La ventaja de este itinerario era la ausencia de controles, lo que nos permitía pasar por donde quisiéramos, y a pie recorrer parte del territorio. En una de estas paradas divisé un león acostado bajo un árbol, no muy lejos de donde habíamos parado con el Land Rover, sin mediar palabra tomé la cámara y me dirigí directo hacia el árbol, con paso decidido y sin titubear, desatendiendo los gritos de los compañeros que me decían que regresara. El león, supongo, que me vió tan decidido que se levanto, me miró con desdén y me dió la espalda, pero al momento se levantaron dos más que no había visto por lo que opté por una retirada honrosa. 

Tenía sed de fauna y en otra parada, explorando el terreno, descubrí una poza de agua, situada a unos tres o cuatro metros más baja desde mi situación, llena de cocodrilos. Me situé en cuclillas justo en el borde entre la poza y unos matorrales bastante densos, como un buen fotógrafo de naturaleza, decidido a esperar pacientemente a que alguno de ellos emergiera del agua para fotografiarlos, ya que los cocodrilos todos estaban semi sumergidos. El resto del equipo me estaba buscando y no paraban de gritarme, pero yo interesado en la captura fotográfica me mantenía quieto y callado. Transcurrido un buen rato, de pronto un fuerte, intenso y demasiado cercano ruido provocado por un gran varano que pasaba a pocos centímetros de mi, me dejó paralizado –se me heló la sangre y un repentino sudor empapó todo mi cuerpo- respiré profundamente y dejé la aventura de los cocodrilos para otra ocasión y, cuando las piernas me obedecieron regresé con el grupo. 




dimarts, 24 de setembre de 2013

La disparé hace 5.990 días


Utilizar hojas secas para dar a una imagen un aire otoñal no es nada nuevo y creo que somos muchos los fotógrafos que las hemos utilizado. Yo emplee ese código en una de las muchas campañas que fotografie para una empresa igualadina. No me ha sorprendido que unos grandes almacenes que siempre nos anuncian que debemos actualizar nuestro armario, y que se ha iniciado una nueva estación, climatológicamente hablando, haya optado por incorporar en su espot publicitario otoñal un código tan clásico dentro del mundo de la comunicación, para simbolizar otoño, hojas secas. 

La campaña la realizamos en los alrededores del Estadio Olímpico de Montjuic de Barcelona, estuvimos trabajando en ella tres largos días un equipo de más de 25 personas; con algunos de ellos sigo manteniendo contacto. La agencia ABM era la que gestionaba la cuenta y Santi Anglada era el director creativo, con él sabias (después de interminables y agotadoras reuniones) cual era el punto de partida en cualquier campaña, pero nunca hacia donde evolucionaria su imaginación y mucho menos que terminarías incorporando a las imágenes. 

El eje principal de la campaña era los espejos, los figurantes y la localización, pero de pronto se empeñó en añadir a las imágenes “hojas secas” que nunca estuvieron previstas y que el equipo de producción, hábil como pocos, en pleno més de Abril las encontró en las alcantarillas de los alrededores de la localización, éstas fueron almacenadas en grandes bolsas negras para así disponerlas a criterio del director creativo. 

Todas las imágenes de la campaña se realizaron a disparo único, el director creativo jamás hubiera aceptado un montaje post producción, con todo coordinado y a la orden de “FOTO”, trabajé con luz natural filtrando la cámara con un Wratten 81EF. 

Al recuperar la imagen para este post he pensado que diferente hubiera planteado esa campaña hoy en día, pero debo admitir que trabajar sin ver nada, con film transparencia que no admite errores, era estimulante y altamente gratificante siempre que acertaras, pero para eso estaban los equipos de profesionales con los que solía trabajar y en los que confiaba plenamente.

dilluns, 23 de setembre de 2013

Flashback 214

Cruzar los cursos de agua suponía un experiencia nueva cada vez que debíamos utilizar un bac. Los horarios en África se rigen por otro tipo de relojes por eso el tiempo en encajar vehículos, pasaje y demás cargas (que no dejaba nunca de sorprendernos ) junto a todo el mundo dando ordenes a la vez, era difícil predecir a que hora zarparía el bac, pero al final todo encajaba y se ponia en marcha. 
Los nativos normalment utilizaban piraguas para cruzar el lago Victoria son más ágiles , rápidas, económicas y pueden desembarcar donde a uno le interese, ya que la costa rocosa de las orillas les facilita embarcaderos resguardados del ocasional viento. 
De Busisi hasta la orilla de Mwanza cruzamos el lago Victoria por una especie de ría que se adentraba en la sabana hasta morir en un curso de agua estacional. Era el camino más corto para llegar, bordeando el lago, hasta el Serengeti y la coincidencia con la estacionalidad de la ría nos vino muy bien. 




dilluns, 16 de setembre de 2013

Flashback 213

Nuestro itinerario nos llevó a la parte Sur del lago Victoria, el segundo más grande del mundo, donde los nativos desarrollan una importante actividad pesquera capturando especies como la Tilapia y la perca del Nilo. Es una zona donde la brujería y magia negra “el nuti” está muy arraigada y las persona albinas, que padecen Kerastosis Actínica un tipo de cáncer de piel que no soportan el sol llegándoles a producir incluso ceguera, son autenticas victimas de esta práctica. 
 Las barbaridades con albinos son frecuentes, y la zona de Mwanza es uno de los focos principales, por aquel entonces se decían cosas como: que el sexo con una chica albina cura el VIH. Que si sacrificas o mutilas a un albino te trae suerte y ayuda a encontrar bancos de peces… este tipo de supersticiones suelen estar muy presentes en comunidades animistas y son estimuladas por personajes oscuros y temidos, algunos poblados estan secuestrados por la subjetividad malvada de estos personajes que se atribuyen poderes extraordinarios. 
Apartados de la sociedad cerca de 170.000, albinos sobreviven hoy al analfabetismo y a la magia negra que los tiene atormentados siendo por eso muy difícil verlos. 




dijous, 12 de setembre de 2013

FIRA TÀRREGA. Teatre al carrer 2013

FIRA TÀRREGA. Teatre al carrer 2013 no ha sido una buena cosecha para los fotógrafos que buscamos en los espectáculos imágenes con una plasticidad visual. Con los tiempos que corren para la cultura las compañías teatrales han centrado sus esfuerzos en el contenido de la palabra y la interpretación de los actores, dejando para años mejores las escenografías espectaculares. 
No obstante he podido apreciar en algunos creadores un intenso contenido socio-político en sus obras, y que mediante ellas nos enviaban mensajes de crítica, suplica, reflexión… acerca de la situación en que, más o menos, todos estamos inmersos y muy especialmente el amplio abanico que denominamos como cultura en nuestro país. 
Creo que las dos imágenes que he seleccionado para este post muestran la inestabilidad del momento y que las manos tendidas y cuerpos ingrávidos (del espectáculo inaugural de Nat Nus) o la botella con mensaje (de la compañía Sol Picó) son códigos o críticas subliminales que en mayor o menor grado se han mostrado en las salas y en las calles de la ciudad de Fira Tàrrega. Teatre al carrer 2013. 



dimarts, 10 de setembre de 2013

La disparé hace 12.650 días



Mi relación con el barrio de la Ribera y en consecuencia con el edificio del Born ha sido siempre eminentemente fotográfica y fuente de inspiración en determinadas tomas destinadas a la producción de obra personal, campañas de moda o publicitarias. 

En Enero de 1979 cité a la modelo Nanette delante Santa Maria del Mar para una sesión fotográfica cuyo objetivo era la obtención de imágenes para uso personal. Recuerdo que deambulamos por diferentes calles del barrio buscando un espacio que me motivara, estimulara, inspirara…, terminamos finalmente en el interior del Born, edificio, que estaba siendo remodelado y rescatado del estado lastimoso en que se encontraba. 

Debemos situarnos en la época, nada era como en la actualidad, y acceder en el interior del Born no fue ni fácil ni difícil, simplemente: –estaba abierto, no había ningun operario o vigilante que cuestionara mi elección y se opusiera a mi trabajo- y en total libertad, comodidad y tranquilidad me dediqué a lograr unas buenas imágenes de Nanette encaramada en los andamios que ocupaban las entrañas del edificio del Born. 

La luz no era muy buen, pero la película Tri X de 400 Asa ayudaron, el angular de 24m/m. me daba una buena perspectiva del espacio y que Nanette estuviera entusiasmada con el hecho de posar en las alturas y en un entorno tan especial fueron aspectos claves para un resultado satisfactorio. Nanette falleció en un accidente de moto unos meses más tarde y quizás por eso o porque fue un sesión que ayudó a reafirmarme en mi línea de trabajo, siempre he recordado aquel mágico día de sesión fotográfica en el Born. 

He vuelto varias veces a tener vinculación con el barrio y con el edificio. En 1991 colaboré con el fotógrafo francés Hady Sy (que conocí en Budapest) en la organización de una exposición para celebrar un Encuentro Internacional de Fotógrafos de Moda en Barcelona con la participación de: Herb Ritts, Peter Lindberg, Jean Loup Sief… entre otros grandes de la moda. Y en 1995 realicé en las calles alrededor de la Santa Maria del Mar, unas sesiones con la modelo Tania con el mismo espíritu libre con que afronté la realización de mi primera sesión en el Born. 

El barrio sigue motivándome sobretodo para trabajos personales, que en la actualidad son los que me ocupan mayoritariamente.

dilluns, 9 de setembre de 2013

Flashback 212

Tanzania con unos 14 millones de habitantes entonces, es uno de los países africanos con más fauna salvaje en su territorio sean o no parques nacionales. Alemania en 1889 declaró como protectorado los vastos territorios que, presionado por los ingleses, el sultán de Zanzibar cedió al kaiser, iban desde los grandes lagos al Oeste hasta la costa indica al Este, limitando al norte con Kenia y al Sur con el río Rowuna. Este vasto territorio de 937.972 kilómetros cuadrados fue llamado Tanganika hasta que Alemania lo perdió después de la Primera Guerra Mundial. 
Es productor de café, algodón, tabaco, té… tiene minas de hulla, oro, diamantes, tungsteno, estaño… y con una buena industria alimenticia, pero su bien más preciado es la fauna salvaje, sus parques nacionales y el turismo. Éste se inició con los safaris de caza mayor que ahora se han sustituido por fotográficos. 
Sus idiomas son el swagili y el inglés. El swagili tiene nombres muy sonoros para la fauna, como: punda milia para la cebra; tembo para el elefante; kifaru para el rinoceronte; simba para el león, safari para el viaje… a las motos de la expedición las llamaban pikipiki
Así que con las pikipiki al atravesar la sabana, después de dejar Biharamulo, nos acercábamos imprudentemente a los grandes mamíferos africanos, actuación que fuimos corrigiendo a medida que se nos pasó la explosión de adrenalina de toparnos con esos magníficos animales en plena libertad y sin ningún tipo de control de los guardas forestales, pues entrábamos en los parques por rutas totalmente inusuales al turismo. 





divendres, 6 de setembre de 2013

Una idea, un taller, una exposición, una realidad



Cuando decidí incluir el taller CONSTRUCCIÓN DE UN PROYECTO FOTOGRÁFICO COLECTIVO, dentro de las actividades paralelas que programa el Encuentro Fotográfico Passanant FOTO, sabia que la propuesta suponía un reto, pero no dudaba que si lograba formar un buen grupo de trabajo el resultado seria satisfactorio. 
El grupo era básico, el tema a trabajar en común era fundamental, ya que en él residiría la clave del éxito del proyecto. Analizados y valorados posibles temas, para ser desarrollados en formato de exposición, todos ellos altamente sugerentes, obté centrarme en que los participantes, fotográficamente hablando, desarrollaran y profundizaran el concepto PROXIMIDAD

La palabra proximidad da cuenta de la cercanía tanto en el espacio como en el tiempo de algo o de alguien; muestra el trayecto espacial o el periodo temporal que separa acontecimientos o cosas y manifiesta las diferencias evidentes entre distintas realidades que tienen lugar en un mismo espacio. Proximidad es un término que mayormente se emplea para referir cuán cerca se halla un lugar de algo o de alguien, el concepto de proximidad se encuentra en estrecha vinculación con otros como: vecindad, cercanía, frontera, contigüidad, linde, distancia… los cuales pueden ser empleados como sinónimos del término o viceversa. 
Cada uno de nosotros vivimos diferentes proximidades y el enfoque para fotografiarlas dependerá de muchos factores, pero básicamente lo determinará el lugar de residencia actual, ya que no hay proximidad más autentica y real que la que encontramos, tropezamos, ignoramos, descubrimos, nos sorprende, inquieta, atemoriza, ilusiona… en el transcurrir diario y cotidiano. 

El eje principal y objetivo del taller fue que a partir de unas imágenes y historias fotográficas hechas desde un territorio individual, es posible construir un proyecto fotográfico colectivo y compartir, intercambiar, analizar… estéticas, tendencias, corrientes… vigentes en el mundo fotográfico actual. 

Este video es la prueba palpable y tangible de que una idea se ha hecho realidad. El grupo formado por Miquel Abat, Maria Gregori, Ivana Larrosa, Carles Llop, Conchi Martínez, Xavi Moix i Cori Pedrola construyeron en el taller que impartí en Passanant el proyecto PROXIMITAT. Construció d’un projecte fotogràfic col·lectiu en formato de exposición, que presentamos en primicia en la Sala Gòtica de l’Institut d’Estudis Ilerdencs de Lleida, donde están rodadas la imágenes de la exposición en la que yo fui tutor y comisario de la misma. Esta exposición tiene programadas presentaciones hasta 2015 en espacios como: Museu de la Vida Rural, Can Basté de Barcelona, Museu de Ripoll, Centre Lectura de Reus, Festival FineArt… entre otros de los que informaremos puntualmente.

 

dilluns, 2 de setembre de 2013

Flashback 211

Dejamos Ruanda al cruzar el río Akaguera que Stanley y Emin Pachà exploraron descubriendo en 1875 las fuentes del Nilo. El Nilo se forma a partir de dos fuentes: al este con el lago Victoria y al oeste con el lago Alberto siendo el río Akaguera el curso de agua cuyo manantial, situado más al sur en Burundi concretamente, da origen a la fuente del Nilo que durante tantos años buscaron exploradores como: Cailland, Burton, Speke y Grant. 
La caseta fronteriza por donde entramos a Tanzania estaba situada a 3º sur del Ecuador en un altiplano que domina el curso del Akaguera. En aquella época para entrar exigían un mínimo de divisas, y aquí nos encallamos, puesto que el policia multiplicaba el mínimo que habíamos declarado por los seis miembros de la expedición, lo que suponía un pequeña fortuna que nosotros no disponíamos, quedándonos sin visado para entrar en Tanzania. En tierra de nadie y a la espera de la benevolencia de la autoridad fronteriza. Transcurrido dos días permitió que un motorista entrará en el país para poder contactar con un segundo equipo de apoyo que estaba en Nairobi y así solucionar el percance que nos impedia continuar con la expedición. 
Estuvimos acampados en esta frontera mas de siete días hasta que llegó el equipo de refuerzo. Sietes días sin comida ni agua salvo un poco de pienso de gallinas con el que cocinábamos una especie de tortas fritas que acompañábamos con el agua del río Akaguera que parecía café con leche por la sedimentación de sus aguas. Nuestra dieta sólo varió un día en que unos suizos que pasaron nos dieron un poco de su comida y unos porros que guardamos para algun tipo de celebración. Esculpir madera y jugar al awelé con piedrecitas fueron las actividades con que ocupamos el tedioso y largo tiempo de espera en tierra de nadie.