dimarts, 15 d’octubre de 2019

ULL DE BOU [ 41.9.42 ]


ULL DE BOU és el resultat fotogràfic d’una manera de mirar el món. Les col·leccions ull de Bou són tan variades i diverses com ho són el temes que m’atreuen i interessen. 
La col·lecció ULL DE BOU [ 41.9.42 ] és la segona de les cinc que he construir amb les fotografies fetes a les tapes de registre d’Igualada. El meu interès per elles va néixer de manera espontània, sense cap premeditació, ni planificació…, simplement van despertar la meva atenció i decidí fotografiar-les. 
Durant un bon nombre de dies vaig caminar capbaix per la ciutat seguint el rastre, com a gos caçador, de les tapes de registre, la majoria de ferró colat, que clouen l’entrada als túnels, pous i galeries de serveis públics (aigua, gas, llum, semàfors, telèfon…) de la meva estimada Igualada. 
Analitzat el material fotogràfic he subdividit el tema en varies famílies. La d’avui correspon a la de les ombres subtils o protagonistes. 

-OMBRES SUBTILS- 












* Col·lecció privada © 2019

dijous, 10 d’octubre de 2019

IGOR MITORAJ. MONUMENTS


55 SEGUNDOS, a veces, suelen ser suficientes para saber que has encontrado un tema sobre el que articular un proyecto, pero se precisan algunos más para la realización de éste. En plena calle y en diferentes ciudades fotografié la obra de Igor Mitoraj y en ella encontré los elementos necesarios, precisos, imprescindibles para poder construir la serie Monuments palabra que proviene de un término latín que significa recordar. 

Monuments es un viaje fotográfico imaginario, creativo y libre a través de: dioses rajados, héroes mutilados, ídolos vendados y mitos perdidos que nos remontan ha evocar nuestros orígenes, invocando nuestros valores y reafirmando nuestra memoria. 
Si Marinetti en su manifiesto futurista (1909) ataco y desprecio la Victoria alada de Samotracia para rendir culto al progreso técnico, yo me encamino a beber de los clásicos para poder afrontar con firmeza y determinación los retos del futuro y recordar que la memoria a igual que los mitos puede ser frágil. 

* Igor Mitoraj maltrata al mito, lo hace trizas y lo vuelve a construir en su degradación. Hay ciertamente, en la rotundidad de los bustos, de los rostros, de las armaduras, una búsqueda de la serenidad clásica. El mundo antiguo, que el escultor reclama, nos llega triturado por el tiempo: brazos, narices, cabezas cortadas, torsos partidos, manos misteriosas que intentan una caricia tristísima. La amputación, la resquebrajadura, la fisura son en realidad la parte esencial de la obra, la imagen antigua tan sólo es el soporte, de forma que esta serenidad mutilada expresa la ansiedad presente.













*Extracto del texto de Maria Aurèlia Capmany del catálogo de la exposición de Igor Mitoraj en la Sala Gaspar de Barcelona 1989.

dimarts, 1 d’octubre de 2019

ULL DE BOU [ 40.9.40 ]


ULL DE BOU és el resultat fotogràfic d’una manera de mirar el món. Les col·leccions ull de Bou són tan variades i diverses com ho són el temes que m’atreuen i interessen. 

Fa molts anys, crec que inclús abans de saber d’ella, que practico aquella màxima atribuïda al fotògraf Helmunt Newton “si trobes un tema fotogràfic al costat de casa, perquè viatjar a l’altra punta del món”. La Teresa i jo hem tornar a Igualada i, ara, aquesta ciutat és un territori fotogràfic proper per mi i fidel a la meva tradició he començat, novament, a fotografiar-la. 

La col·lecció ULL DE BOU [ 40.9.40 ] és la primera de les cinc que he construir amb les fotografies fetes a les tapes de registre d’Igualada. El meu interès per elles va néixer de manera espontània, sense cap premeditació, ni planificació…, simplement van despertar la meva atenció i decidí fotografiar-les, però no sense imposar-me algunes pautes de treball com ara: no fotografiar, ni molt menys, totes les tapes de registre; treballar a diferents hores i, també, passejar per aquells carrers i places que habitualment no trepitjo; cessaria el projecte quan aquest deixes d’interessar-me i no treballaria (més allà de descarregar les imatges) amb els arxius fins que hagués clos la feina de camp. Durant un bon nombre de dies vaig caminar capbaix per la ciutat seguint el rastre, com a gos caçador, de les tapes de registre, la majoria de ferró colat, que clouen l’entrada als túnels, pous i galeries de serveis públics (aigua, gas, llum, semàfors, telèfon…) de la meva estimada Igualada. 

Analitzant tot el material fotogràfic vaig observar que sense ser-ne del tot conscient –a l’hora de capturar els originals fotogràfics- havia subdividit el tema genèric en varies famílies. La família de tapes de registre no eximides de ser pintades; la de les llums potenciadores de lluentors: la de les ombres subtils o protagonistes; la del punt de vista zenital i la família de l’aigua. 

-NO EXIMIDES DE SER PINTADES- 












* Col·lecció privada © 2019

divendres, 27 de setembre de 2019

EL CENTRO BOTÍN


No necesité más de 55 SEGUNDOS para cerciorarme que no estaba para nada delante de un nuevo Guggenheim. Descartada esa falsa idea concebida únicamente en mi mente, ya pude apreciar en todo su magnitud la belleza de las proporciones que el Centro Botín ofrece. 

El arquitecto Renzo Piano ha demostrado una gran habilidad para integrar el edifico con el entorno que lo acoge. Situado en un lugar privilegiado de Santander, creo que parte del éxito del Centro Botín se sustenta en como su creador (Renzo Piano) ha logrado la proporción perfecta del Centro Botín en relación o correspondencia a donde está ubicado o sea que ha conjugado de manera magistral el vocablo proportio. El origen etimológico del termino proporción procede del latín y define la relación o correspondencia debida de las partes con el todo, o de una cosa con otra. 

*Situado en un voladizo sobre el mar, el edifico no toca tierra, está suspendido sobre columnas a la altura de las copas de los arboles de los Jardines de Pereda. Esta elevación permite el paso de la luz y posibilita las vistas a la bahía, en una integración completa con el entorno. 
El edifico se articula en dos volúmenes conectados entre sí por una estructura de plazas y pasarelas, el pachinko. El volumen oeste está dedicado al arte, con dos salas de exposiciones y el volumen este a las actividades culturales y formativas, con un auditorio para 300 personas. aulas, espacios de trabajo y una azotea desde la que se disfruta de unas vistas únicas de Santander y su bahía. 












* Extracto catálogo de mano

dimecres, 25 de setembre de 2019

La disparé hace 10.765 días


Un buen análisis de los objetivos hará que los alcancemos mejor, ya que el conocimiento de los puntos complicados, débiles y técnico-estéticos nos permitirá afrontarlos con mayor seguridad. Siempre he defendido que un buen planteamiento –quizás no sea la clave del éxito-, pero sí que ayuda. 

La disparé hace 10.765 días y ella fue la imagen de la campaña publicitaria “LA FORÇA DE L’ESPORT” de los almacenes Pyrénées de Andorra creada por Francesc Quilez de la agencia de publicidad Lowe-Dos por Dos de Barcelona. 

Nunca he rechazado la posibilidad de incorporar nuevos colaboradores en los equipos de trabajo, pero trabajar habitualmente con un mismo equipo facilita las cosas, ya que la complicidad en un equipo hace que las respuestas ante cualquier problema sean más rápidas y eficaces. No era en principio una sesión complicada, pero como conocía bien al cliente –no le gustaban las sorpresas- y por eso no dudé ni un momento en confirmar a Ronny como maquillador; Tona Coromina como estilista y a Txell Sabartes como asistente. 
Una campaña de artículos deportivos en Andorra debe tener fuerza, impactar y si es de unos grandes almacenes, diferenciarse de las tiendas especializadas, que las hay muy buenas. Con el director creativo consensuamos que la imagen del deporte que ilustraría las vallas tenía que marcar diferencia con los que habitualmente se practican en Andorra, demostrar fuerza, intensidad y que en Pyrénées, puedes encontrar los equipamientos de todos los deportes que te puedas imaginar tanto en España como en Francia. 

Determinado el futbol americano como deporte y un plano corto del equipamiento, el casting lo centré en encontrar una cara que expresara dureza y una mirada intensa centrada en la acción. Trabajé con Hasselblad, una óptica de 120 mm y film Ektachrome 100 Asa, iluminando con Hazyligth Broncolor y un ligero apantallamiento en una sombra dura con un ligero toque de luz cálida en el fondo. El resultado fue muy satisfactorio y a medida que te acercabas a Andorra, el impacto visual de las vallas destacaba sobre el fondo tanto urbano como del paisaje pirenaico.