dilluns, 16 d’octubre de 2017

La disparé hace 10.226 días


En cualquier sesión fotográfica es importante saber cuando uno tiene que abandonar la idea de que puede imponer su criterio, pero lo que uno no debe hacer jamás es dejar de luchar para lograrlo, ya que si somos capaces de construir un argumento sensato y razonado la más seguro es que triunfemos. 

La disparé hace 10.226 días y sobre ella se sustento toda la campaña de publicidad del reproductor de doble compact disc que Pioneer sacaba al mercado, y aunque ahora pueda parecernos prehistórico a finales de los ochenta no lo era en absoluto. 

El director creativo de la agencia de publicidad en nuestra primera reunión me hablo de realizar dos tomas: una para el modelo masculino y la otra para el reproductor, opció que a priori parecía la más idónea, pero, como nunca me ha gustada fotografiar “bodegones”, yo le propuse que realizáramos el original fotográfico en una única foto con diapositiva Ektachrome. 
Para poder trabajar cómodamente disparé con la cámara Sinar 9 x 12, ya que ésta me facilitava trabajar con las profundidades de campo y perspectivas de la imagen del Compact con doble CD. Iluminé por separado la figura y el producto, ya que debíamos apreciar bien los leds y reflejos iridiscentes de los CD con una intensidad lumínica menor que la precisa para el modelo, utilicé, combinadas, luz de flash filtrada y continua de Hmi con la misma temperatura de color, ambas muy focalizadas, con lo que tan solo tuve que equilibrar diafragma y obturación en un solo disparo. La intensidad de las sombras facilitaba la fusión de modelo y producto 

Diria que fue una sesión fotográfica placida y tranquila, salvo por la enorme discusión que generó el color de la camisa del modelo. El director creativo y ejecutivo querían la de color blanco, pero la estilista Tona Corominas, Teresa Jové y yo mismo apostábamos por un color tierra, puesto que aportaba modernidad a la imagen y la alejaba de cualquier semejanza a una campaña bancaria o de seguros. No hubo acuerdo y finalmente opté por disparar ambos, pero debo decir que ganamos, ya que el original fotográfico utilizado fue el de la camisa oscura.