dilluns, 25 de gener de 2010

Flashback 25

El Duomo de Milán es espectacular, pero el tono agrisado de sus piedras en el original me escondían parte de su elaborada estructura. Invertí la imagen para destacar el trabajo estructural de sus agujas y esconder la base para darle un aspecto más aéreo.


La columnata de la plaza de San Pedro en el Vaticano impone, pero es un clásico cuando la fotografías, y en 1971/72, no había Photoshop. A fin de transformar la imagen obtuve por contacto otro negativo muy contrastado con grises muy leves y blancos limpios, que modificaban la sensación visual de la columnata.