dilluns, 30 de maig de 2011

Flashback 95

Las entidades bancarias y cajas comenzaban su política de expansión territorial, con una fuerte competividad por ampliar sus carteras de clientes en ciudades y pueblos con un número de habitantes no muy elevado. Por eso el día de inaugurar nueva oficina, organizaban todo tipo de actos para atraer al vecindario.

La música y danzas tradicionales catalanas eran suficiente para convocar a casi toda la población en las inmediaciones de las flamantes oficinas y… mañana ya se hablaría de dinero con los futuros nuevos impositores, que en definitiva era su primordial interés.