dilluns, 22 de juliol de 2013

Flashback 205

En Ruanda pudimos apreciar una organización social bastante estructurada y una población en cierta calma política –si lo comparamos con las terribles luchas étnicas entre la tribus Tutsi y Hutus que tuvieron lugar a principios de los 70, donde la población se masacró entre ellos indiscriminadamente, hecho que volvió a repetirse, internacionalizándose el conflicto a finales de los 80, y provocando enormes masacres étnicas así como grandes desplazamientos de refugiados hacía los países vecinos.
A nuestro paso también pude observar una variedad considerable de ordenes religiosas que, bien instaladas, ejercían su labor social y pastoral en condiciones más que aceptables y con buena acogida por parte de los nativos, que intentaban recuperarse de sus anteriores odios. 
La sensación general de este pequeño país africano era de pulcritud, limpieza y orden social.