dimecres, 3 de maig de 2017

EXPRESIONISMO ABSTRACTO


Para adentrarse en el “Expresionismo Abstracto”, un fenómeno tan heterogéneo como sus protagonistas, son necesarios más, muchísimos más, de 55 SEGUNDOS, pero todo el tiempo que le dediquemos serà un tiempo bien invertido, ya que la contemplación, estudio, análisis… de las obras nos enriquecerá y nos ayudará ha ser más tolerantes y comprensivos, con todo aquello que por ser nuevo y/o diferente solemos rechazar. 

El “Expresionismo Abstracto” fue fruto de la experiencia común de una serie de artistas que vivieron en el Nueva York de la década de los cuarenta. Entre ellos había desde neoyorquinos de nacimiento hasta refugiados políticos europeos, pasando por estadounidenses procedentes de la región central y el oeste del país. Pese a sus diferentes biografías y procedencias, los primeros expresionistas abstractos compartían una experiencia común: vivieron en la época moderna de extremos y catástrofes que abarcó dos Guerras Mundiales, la Gran Depresión, la Guerra Civil Española, la devastación atómica… entre otros terribles acontecimientos históricos, pero eran amigos y compañeros, cada uno de ellos tenía un estilo propio y único y a diferencia de lo que ocurrió en otros movimientos como: el Cubismo y el Surrealismo, el Expresionismo Abstracto no parecía seguir una fórmula fija. Esta diversidad es una celebración de la libertad individual de cada artista para expresarse. 

La exposición “Expresionismo Abstracto” del Museo Guggenheim de Bilbao que reúne a 30 artista y 130 obras, según, Lucia Aguirre, su comisaria es “una revisión de conjunto y también una visión del lenguaje individual de cada uno de los grandes nombres”, pero además es una prueba de que el expresionismo abstracto no fue sólo los campos de color de Rothko y el action painting de Pollock. 
Paseando por las salas del museo bilbaíno nos deleitarnos con los bronces y aceros de David Smith dialogando con los las obras de: De Koonig, Clyfford Still, Hofman, Franz Kline, Pollock, Rothko, Newman, Motherwell, Arshile Gorky, Philip Guston, Joan Mitchell… hasta completar los 30 artistas seleccionados para esta gran y muy recomendable exposición. 

* Exposición organizada por la Royal Academy of Arts, Londres, en colaboración con el Museo Guggenheim Bilbao.