dimecres, 21 de febrer de 2018

La disparé hace 10.972 días


Hay modelos que son ideales para las imágenes de acción y hay otras que son ideales para las estáticas. Seleccioné a Mercedes por pertenecer a estas últimas, ya que su aguante en permanecer quieta en un postura sin perder un ápice de naturalidad y espontaneidad en su cara era realmente sorprendente, por eso dejadme que una vez más, os recuerde la importancia que tiene en cualquier sesión fotográfica el casting. 

La disparé hace 10.972 días y ella fue la imagen que CHRISTIAN DIOR utilizó para la campaña publicitaria de complementos hombre en España. Por aquell entonces todo aquello vinculado a la casa Christian Dior que tuviera lugar en nuestro país debía ser aprobado por su consejera delegada, durante más de treinta años, la princesa Beatriz de Orleans. Me complace decir que ésta, como las anteriores campañas realizadas para la marca, recibieron su bendición y felicitación directa. 

DIOR PARIS en aquella época, desconozco como funciona en la actualidad, seleccionava un elemento que obligatoriamente debía estar en la imagen de cualquier producto que se publicitara con su marca, y que la misma casa Dior se encargaba de facilitar. El elemento común para las campañas publicitarias de Christian Dior durante algunos años fue una silla de estilo clásico tapizada en tela damascada de color beige, y ese fue el único requisito que recibí por parte del cliente cuando me encargó el trabajo. 

Propuse al cliente continuar con la línea de campaña más joven, dinámica, informal… que habíamos iniciado con anterioridad la cual estaba mucho más acorde con los looks del momento, pero como en esta ocasión debía fotografiar diferentes complementos masculinos, y con el objetivo de no dar protagonismo a ninguno de ellos, decidí que lo mejor sería trabajar con una modelo femenina, vestida de Dior, que nos mostrará los diferents complementos seleccionados. La proposición fue muy bien recibida por todos y a pesar de que utilizar una modelo femenina encarecía el presupuesto, ambos (idea y presupuesto) se aprobaron por unanimidad. 
Uno de los aspectos básicos y fundamentales en esta imagen fue lograr el equilibrio entre los diferentes elementos, extremadamente distintos entre sí, que participaban, ya que debíamos encajar a: la modelo, la silla identificativa de Dior, las camisas, corbatas, pañuelos, cinturones… y no perder en ningun momento este look elegante y clásico de Christian Dior, pero añadiéndole pequeñas dosis de dinamismo, juventud, frescura y espontaneidad. 

Con anterioridad al inicio de la sesión fotográfica preparé detenidamente: la posición de la modelo para que ella estuviera cómoda; la inclinación de la silla Dior para que aportara movimiento a la imagen y el sistema de plegado de los complementos masculinos, protagonistas de la campaña, todo ello dibujado en un papel para que la estilista tuviese claras las posiciones de los elementos. 

En esta imagen el punto de vista es muy importante para mostrar cercanía, y monté una plataforma elevada para que la cámara estuviese perpendicular a la modelo que, en la imagen, se situa a ras de suelo. Trabajé con Hasselblad, transparencia Ektachrome 100 y una óptica de 120mm que me ajustaba muy bien las proporciones del set, iluminado por un Hazylight Broncolor con nido de abeja, para obtener un degradado en el fondo con un solo punto de luz. En este tipo de sesiones que en la composición intervienen modelo y producto, debes procurar ser rápido para que la modelo no se quede entumecida y su aportación expresiva no se vea reducida como un producto más en la foto.