divendres, 9 d’octubre de 2009

Flashback 12

Con esquís de madera de segunda mano, botas mixtas que, teóricamente, servían para caminar y esquiar y fijaciones de cable sujetando el esquí, nos íbamos cada fin de semana a Andorra en un 600 trucado. Prácticamente éramos los primeros en inaugurar la pista de Soldeu y cuando ya no teníamos luz para seguir esquiando bajábamos al valle, donde nos suministrábamos de Roslis, de contrabando, para financiar la esquiada.


La ascensiones y travesías invernales era otra de las actividades que junto a Joan Vives, como compañero habitual de cordada, realizaba con cierta asiduidad: “la Maladeta”; “els Corns del Boc” en Nuria; “la canal Baridana” en el Cadí… Mis esquís eran unos Vostra de 2,10 metros, puedo asegurar que con mi peso parecía una mosca encima de la nieve. Esta imagen corresponde a la ascensión invernal a los “Bisiberris” y es una combinación de liths con un semitono en el personaje y un movimiento tipo solarización en la pendiente nevada.