dissabte, 24 d’octubre de 2009

Flashback 14

Entre en contacto con la agencia fotográfica francesa AIPA para la que realicé diversos trabajos. Uno de ellos se centraba en la cerámica popular de Verdú y sus cántaros negros. En una de las visitas a Verdú me tope con un entierro donde el carro de muertos era de tiro animal. Este encuentro me llamó la atención y a partir de allí, carro que veía, carro que pillaba.