dilluns, 22 d’abril de 2013

Flashback 194

A medida que nos acercábamos a Kisangani la ruta transcurría por una zona de altiplanicies con buena pista, casí todos los poblados disponían de escuela y los niños, sólo los niños, puesto que no recuerdo ver a ninguna niña que se nos acercara, la mayoría, vestían un uniforme verde de pantalón corto. Algunos de ellos acudían a nosotros mostrándonos sus juguetes, casi siempre llevaban en una mano sus libros y cuadernos escolares envueltos en plástico y en la otra una azada o una especie de hoz con un mango corto o cualquier otra herramienta para el trabajo agrícola, no me pude contener de pensar que seguramente era la “versión zaireña” del –ora et labora-. Lo cierto es que al acudir se mostraban respetuosos y mantenían una cierta distancia de nosotros, sin pedir regalo alguno, aunque siempre éramos observados concienzuda y atentamente por bastantes pares de ojos que no perdían ninguno de nuestros movimientos en la parada técnica que realizábamos.