dilluns, 10 de juny de 2013

Flashback 199

Komanda en las faldas del monte Hoyo (1.450 metros) fue la partida de un pequeño calvario circulatorio hasta llegar a Beni en las inmediaciones del Ruwenzori ( 5.119 metros) y el Parque Nacional de los Virunga. 

Esta pista es la más oriental del Zaire con mucha circulación, ya que es la ruta utilizada por los camiones que suministran todo tipo de alimentos y materiales a la zona. Los transportistas suelen viajar con su familia y una buena provisión de combustible en bidones de 200 litros, porque saben cuando salen y nunca cuando llegaran, ya que una avería importante les puede dejar aparcados más de un mes hasta que se hagan con el recambio o la reparación. 

Esta es la zona del POTO POTO como se denomina en lengua Bantú a las zonas embarradas de las pistas. Circulábamos con más o menos dificultades hasta llegar a un monumental atasco de camiones que se iba engrosando hora a hora. Las imágenes hablan por si solas y si añado que para circular 7 Km. estuvimos tres días, con barro por encima de las rodillas y empujando nuestro Land Rover así como los vehículos anteriores y posteriores, ya que o se colaboraba entre todos o de allí no se salía hasta la estación seca. 
Aprovechando pequeños espacios secos entre los descomunales hoyos embarrados, plantábamos la tienda en plena pista para pasar la noche. Este tramo era conocido por todos los transportista y por los lugareños que tenían montados todo tipo de servicios, suministrando desde: agua, café, licores, comida… hasta prostitutas. En esta zona a las seis de la tarde la noche cae como un telón, y las horas nocturnas se hacían pesadas y tediosa, pero a pesar del cansancio acumulado procurábamos cenar correctamente dentro de nuestras posibilidades.