dimecres, 4 de desembre de 2013

La disparé hace 8.635 días


La publicidad suele pedir imágenes fuera de temporada siendo necesario para obtenerlas: una alta dosis de capacidad imaginativa, creativa, técnica… para recrear lo que el escenario difícilmente puede ofrecer, un buen equipo de producción y una gran complicidad con los modelos protagonistas. En una sesión fotográfica con modelos (hombres o mujeres) quizás lo normal sea recordar su nombre, pero puedo aseguraros que si en una imagen interviene un animal, el fotógrafo lo que recuerda es el nombre de éste. 
La imagen tomada en pleno invierno en la playa de Pals ilustró la campaña publicitaria de una crema para prevenir las manchas de la piel, causadas por la no utilización de protección solar. Debería haber sido fácil, ya que habíamos estudiado como hacer más llevaderas las incomodidades que debería soportar la modelo en bañador en pleno invierno: gruesa toalla escondida en la arena donde se recostaba la modelo; estufa eléctrica fuera de plano para aliviarle el frio; todo el equipo sin chaqueta para solidarizarse con ella; técnico en peinar la arena; peluquero-maquillador, estilista, catering, eléctrico… todos en su sitio al servicio de la imagen, exceptuando Drusba, la perra dálmata cuyo entrenador-dueño no habían previsto que la inmensa playa era demasiada tentación para Drusba. Ésta se mantenia en su posición y aptitud justo el tiempo de tomar tres o cuatro rápidas imágenes, levantándose y avanzando hacía cámara una y otra vez, con lo cual debíamos recomponer nuevamente el set fotográfico –como me hubiera gustado disponer del Photoshop aunque sólo fuera para peinar la arena-, pero aquellos eran otros tiempo y el número de profesionales que participaban en una toma fotográfica en exterior dista mucho de los que participan en la actualidad, ya que hoy seguramente construiria la foto partiendo de varias imágenes en lugar de crearla en una sola toma. Han transcurrido 8.635 días y la fotografía ha experimentado una gran revolución que nos ha facilitado muchas cosas, pero, también, nos ha privado de otras -algunas de la cuales a mi me apasionan-.
Trabajé con cámara Hasselblad 500C, óptica 120mm. situando el punto de vista a ras de suelo, con película B/N Tmax 100 y virando ligeramente la copia del original definitivo.