dimarts, 2 de febrer de 2016

Abril 1990 / Agost 2015

55 SEGUNDOS, a veces, suelen ser suficientes para saber hacia donde encaminarás tus pasos para la realización de aquel proyecto personal o profesional, pero se precisa millones de segundos para ejecutar cualquiera de ambos desde una narrativa fotográfica dentro de la cual cohabiten equilibradamente aspectos técnicos-estéticos-conceptuales. 
Esa via que redistribuye la mayor parte de la movilidad de Barcelona, la Diagonal, ha sido seleccionada por mi, en múltiples ocasiones, para construir algunos de mis proyectos profesionales y personales. 


Abril 1990. Imagen correspondiente a la campaña de la empresa Indo para la agencia de publicidad Scacs de Barcelona, con el director creativo Santi Anglada. El edificio Atalaya que se intuye tenuemente en el fondo de la imagen, tomada de noche, fue proyectado por el arquitecto Federico Correa en 1970: confiesa éste que se inspiro en la torre Velasca, de Milán (Italia). En el año 1973 se le otorgo el Premio FAD. 


Agosto 2015. Imagen realizada para mi libro “DIAGONAL 3.650 DIES DESPRES”. Cuando abandonas un lugar en el que has vivido cerca de cuatro décadas, yo dejé la ciudad de Barcelona en 2005, y con la que has establecido fuertes vínculos, al principio, piensas que nada cambiará, pero al transcurrir el tiempo te percatas que eso no es verdad. Este libro es un relato fotográfico de mi reencuentro con la ciudad, más concretamente con la Diagonal, sí, esa línea que parte la ciudad de Barcelona en dos, sin dividirla. 
Fotografia tomada desde el coche circulando, dirección Tarragona, por el centro de la Avenida Diagonal estacionado en el semáforo chaflán Avenida Sarrià.