dimecres, 11 de gener de 2017

La disparé hace 7.765 días


El entendimiento entre realizador y fotógrafo cuando tienen que compartir tiempo y equipos por exigencia del guión no siempre suele ser fácil, pero mi experiencia me ha demostrado que solo los realizadores inseguros intentan torpedear al equipo fotográfico, ya que los mejores máximamente muestran respeto. 

La disparé hace 7.765 días y ella con otros siete originales fotográficos más, fueron las imágenes que acompañaron al spot televisivo de la campaña “Aspirina” realizado por Eduardo Maclean, uno de los mejores realizadores de la historia de la publicidad española. Fue una de las campañas más potentes que hasta aquellos días había propiciado cualquier empresa productora de medicamentos. Se que puede sorprenderos, pero, a diferencia de ahora que estan permanente en la TV, en los noventa (1995) no era tan habitual como en la actualidad. 

Gocé desde el primer momento de la confianza de los directivos creativos de la agencia Lintas de Barcelona y, lo más importante, de la complicidad del realizador Eduardo MacLean y el director de fotografia Josep M. Civit. 
Decidimos que lo más razonable seria organizar dos equipos de colaboradores: un para rodaje y otro para la fotografia, ya que el rodaje de los siete personajes que participaban en la campaña se hacía en diferentes localizaciones y días. 
Dispondría aproximadamente de unas dos horas para la toma fotográfica, empezando justo cuando MacLean anunciara que él había terminado y se iniciara el desplazamiento hacía la siguiente localización. 

La decisión de disponer de dos equipos fue un éxito, pues mientras el equipo de rodaje iba abandonando el set/ localización yo con el segundo equipo iba preparándolo para la parte fotográfica de la campaña publicitaria. 
Había que adaptar y equilibrar la luz; controlar la parte del decorado y atretzzo que estava presente en el encuadre; hablar con el maquilador-peluquero y la estilista para que me cuidaran al máximo todos los pequeños detalles que en una imagen fija son mucho más visibles que en un spot televisivo y principalmente con los modelos, ya que éstos (en un espacio muy corto de tiempo) debían concentrarse en la toma fotográfica y olvidarse del rodaje. 

Fotografiar en B/N siempre es un punto a favor cuando hay que realizar las imágenes para la prensa de un spot televisivo, aunque no puedes olvidarte de la sensibilidad del film y que el tipo de iluminación es ligeramente distinto en contraste, temperatura de color y potencia lumínica, del flash que empleamos normalmente en fotografía, aunque yo, siempre, me siento muy seguro en cualquier caso. Trabajé con la Hasselblad 500ELX y un 150mm. a toda apertura, para potenciar el desenfoque del fondo con film T Max 100 Asa. 
Las horas de espera en los rodajes con sonido directo, acostumbran a parecer eternas y los miembros de los equipos empiezan a usar sus móviles, Eduardo MacLean solucionaba el tema requisando todos los móviles en una mesa lejos del set, y un asistente tomaba nota de cualquier llamada para cuando fuese oportuno pasarla al interesado.








Retratos correspondientes a la campaña publicitaria en prensa para ASPIRINA – BAYER.