dilluns, 26 d’abril de 2010

Flashback 38

El fotógrafo no deja de ser notario de su tiempo y en la forma subjetiva de captar las imágenes construye una narración de lo que acontece, de lo que a su mirada es importante, aunque a veces es necesario el transcurrir del tiempo para que su visión prematura sea un acto notarial completo al que se le puede dar cierta importancia.
La sociedad, los hábitos y entornos cambian y la cotidianeidad a veces pasa desapercibida por cercana.
Las carbonerías suministraban carbón de coque y de encina las teas de pino y tacos de madera para encender las cocinas económicas, y no olvidemos el serrín que absorbía el agua, limpiaba y abrillantaba suelos.
Más comenzaban a desaparecer y se contemplaban como una reliquia desplazada por el incremento de electrodomésticos de línea blanca en el hogar. Las cocinas de gas ciudad y butano se promocionaban con el slogan –se enciende y se apaga automáticamente-. Dando paso a una generación adicta a la TV y las placeres del confort.