dilluns, 17 de gener de 2011

Flashback 76

Convivir con una población inmigrada de otras regiones conlleva aceptar nuevas formas de vida, de expresión y de costumbres que a veces sorprenden y con el tiempo se moderan, se incorporan o desaparecen, en cualquier caso algunas de ellas no dejan de sorprendernos.


El gas butano era una buena solución energética para cocinas, calentadores de agua y estufas. Se distribuía en camiones al uso, los proveedores gritaban la mercancía, salías al balcón y te lo subían al piso a cambio de una propina que no era obligatoria.


La imagen de una señora llevando en pleno centro de la ciudad una bombona de butano en equilibrio sobre su cabeza no era lo habitual y me pilló algo desprevenido. La seguí, y disparé con la óptica de 50mm que llevaba en la cámara pero me di cuenta que se perdía la plástica en el espacio, monté el tele de 180mm y tomé rápidamente una segunda imagen más subjetiva y así ilustré un artículo sobre la “subida de precio del gas butano”.