dissabte, 3 de setembre de 2011

La 23ª edición del Festival Internacional de Fotoperiodismo 2011


En el festival Visa pour l’Image en su 23ª edición me ha parecido encontrar, a excepción de algunas exposiciones, que en algunos de los textos que me introducían y presentaban las exposiciones tenían un discurso y un nivel que luego no encontraba en las imágenes, de hecho, eso mismo es lo que vengo encontrando en la mayoría de proyectos fotográficos en la actualidad, o sea que el festival sigue la tónica general, aunque si tengo que decir a su favor que a diferencia de muchos de los festivales que tienen lugar en nuestro país, y no voy a dar nombres, éste si que és internacional, puesto que no tan solo se presentan trabajos de fotógrafos de todo el mundo sino que en sus calles y espacios la amalgama de idiomas que hablan los visitantes dan prueba de ello.
La pared vacía de uno de los espacios más emblemáticos del Festival Internacional de Fotoperiodismo Visa pour l’Image, la Église des Dominicains, es la autentica imagen de la crisis, pero hacerlo tan evidente me ha parecido que es una muestra de valentía e incluso una declaración de principios. La pared vacía nos muestra y refleja la situación actual igual o mejor que las imágenes de Hay Sy, Pierre Gonnord, Michael Nichols que se nos mostraron en anteriores ediciones.
Celebro la recuperación de un espacio como el Hôtel Pams y que se haya hecho con la exposición “La primavera árabe de PARIS MATCH” una de las mejores junto con “Una paz mucho más violenta que la guerra” presentada en la Ancienne Université; “The Family” y “Japón, Marzo de 2011” en el Couvent des Minimes y “La encarcelación de jóvenes en África” y “La narcocultura” en el Couvent Sainte Claire.
Cada vez más acudo a la cita anual con Visa Por l’Image como mero espectador y así animo ha hacerlo a todos los indignados; a los que se manifiestan; a los que protestan; a los políticos que se salen o se quedan en el hemiciclo; a la gente que se compromete y lucha; a la gran mayoría silenciosa… en él encontramos los temas que ya se han caído de las primeras páginas de los periódicos e informativos de las TV pero que siguen ahí.

Me alegré enormemente de la recuperación del espacio Hôtel Pams, y no resistí la tentación de fotografiarme junto con Teresa en el gran espejo. Esta exposición, "La primavera árabe de PARIS MATCH", quizás sea una de las mejores y debo confesar que Gadafi está en Perpignan no en el desierto libio.

Me pregunto si cualquier director de un Festival en nuestro país habría osado dejar una pared de estas dimensiones vacía, bien por Jean-François Leroy.

Segui la visita guiada a la exposición de Peter Dench realizada por el mismo, sus amenos y divertidos comentarios, así como las anécdotas y explicaciones sobre la exposición, debo decir a mi pesar, que no los encontre reflejados en sus imágenes, constatando una vez más, que muchas veces el discurso que acompaña a las fotografías va por libre y alejado de las mismas.

La exposición “Una paz mucho más violenta que la guerra” en la Ancienne Université.

La exposición “La encarcelación de jóvenes en África” en el Couvent Sainte Claire.

Las exposiciones “Japón, Marzo de 2011” y “The Family” en el Couvent des Minimes.
Supongo que os habréis dado cuenta que la sombra del Kalasnikof se refleja y está presente edición tras edición.