dilluns, 9 d’abril de 2012

Flashback 140

En la capital de Mauritania nos centramos en buscar una oficina postal para poder enviar el material filmado y los rollos de diapositivas expuestos a casa. Ésta tenia un centro urbano típico de los países árabes, mucha actividad, algunos edificios notables que acostumbran a ser gubernamentales o de empresas extranjeras y una impresionante periferia que fue lo que más me sorprendió. La dura sequia del interior del país había propiciado una emigración importante hacia la capital, Nouakchott, con la esperanza de encontrar algun tipo de trabajo. Éste no estaba al alcance de tanta gente como se había desplazado, convirtiéndose los alrededores de la ciudad en una gran aglomeración de chabolas y tiendas en el más absoluto desorden sin ningun tipo de servicio básico, recordándome los bidonvilles franceses. 

En sus playas donde varaban los pescadores de bajura se apreciaba una gran diversidad de etnias, alguna de ellas desconocidas por mi, aunque dominaban los mauritanos, también había Tuculeres de Senegal que ocupan el Norte del país y los vestidos occidentales se imponían a los turbantes. 

Yo no lo había seleccionado, como material fotográfico básico para cubrir la expedición, pero las vallas publicitaria de Kodak me acompañaron durante mi estancia en Nouakchott. Trabajé mayoritariamente con diapositivas Perutz, una segunda marca que comercializaba Agfa-Gevaert, había testado el material y sus resultados junto con el precio merecieron mi aprobación, por lo que me llevé una ingente cantidad de rollos de 35mm., algo de Kodachrome y para los rollos de 120 de 6x6 Ektachrome. En el apartado cine para la cámara Paillard Bolex de cuerda trabajé con Gevachrome de 16mm en bobinas de 30 metros que equivalen a 3 minutos de grabación, material esponsorizado en parte por Agfa. Me hubiera gustado rodar en negativo pero el coste que suponía la post-producción: copiones; etalonajes; copias de producción… no estaba al alcance de nuestro presupuesto, o sea que tenia que calcular extremadamente bien la exposición mientras rodaba para evitar posible errores.