dilluns, 11 de febrer de 2013

Flashback 184

Uno de los objetivos de la expedición consistía en buscar, documentar y adquirir objetos de cuero y piel que uno de nuestros patrocinadores, La Forestal Tánica, costeaba y posteriormente cedería al Museu de la Pell d’Igualada, con ésta premisa solíamos preguntar a los nativos por dichos utensilios. En Yaloké nos mostraron el secadero de pieles del carnicero del poblado, explicándonos la importancia del secado del cuero a sol y sombra, sin nada de grasa en la parte interior de la piel para sí obtener la máxima calidad de la piel en la curtición. 
Nos habíamos habituado a encontrarnos, inesperadamente, con grandes concentraciones de gente que solían asistir a ceremonias o fiestas, pero en ésta ocasión la multitud, con que nos encontramos, era para seleccionar algunas plazas de policia. La convocatoria había despertado gran interés entre los jóvenes de la zona que acudían con la esperanza de ser seleccionados, arbitrariamente, por el comisario, según nos contaron.