dilluns, 3 de maig de 2010

Flashback 39

La presencia de Fuerzas Armadas con uniforme de gala y banda de música en las procesiones y manifestaciones religiosas era habitual en todo el país que esperaba, mayoritariamente y sote bocce, la caída de la dictadura. Al fotógrafo no adicto le imponía un cierto respeto tomar imágenes de los Cuerpos de Seguridad por la incertidumbre del después.
En estos actos religiosos populares, podías captar el gorro negro charol con anchos ribetes de color gualda que en su día el Marqués de Ahumada incorporó al uniforme del Cuerpo. Cuando disparaba la cámara a los señores con Mauser al hombro, al fotógrafo le acostumbraba a recorrer por su interior una cierta dosis de prudencia y adrenalina.