dijous, 23 de setembre de 2010

El otoño meteorológico


A la salida del periodo estival, las altas temperaturas y la marcada evaporación ambiental han agostado los pastos y los montes. Los suelos salen muy calientes del largo y caliginosos verano, la inercia térmica hace que las noches sean templadas, nos encontramos en el equinoccio de Otoño donde tiene igual duración el día y la noche. Durante los equinoccios, los dos polos se encuentran a la misma distancia del Sol, por lo que los días tienen la misma duración que las noches, es decir, los rayos del Sol alumbran de igual modo tanto al hemisferio sur como al hemisferio norte.

A lo largo del otoño son frecuentes las lluvias en unos y otros lugares de España, asociados a los flujos marítimos y corrientes aéreas. Los podríamos resumir así:

A. Flujos de vientos frescos del NW-N-NE hacia la costa cantábrica, con nubes de estancamiento a lo largo del litoral, frenados por las cordilleras. Los vientos saltan luego cálidos y secos a las cuencas del Duero y del Ebro.

B. Flujos de vientos templados de NW-W-SW que entran por las costas portuguesas y del Golfo de Cádiz y se desplazan hacia el interior de la península Ibérica siguiendo las cuencas de los ríos: Miño-SIL, Duero, Tajo, Guadiana, Guadalquivir dejando sus nubes estancadas contra la ladera occidental de las cordilleras Ibéricas y Bética, saltando luego cálidos y secos a las costas de Cataluña, Valencia, Murcia y Mar de Alborán.

C. Flujos de vientos cálidos del NE-E-SE que afectan a las costas del Mediterráneo dejando intensos aguaceros y nubes de desarrollos vertical en las cuencas bajas de los ríos Ebro, Turia, Jucar y Segura, provocando en ocasiones arrambladas y desbordamientos.

Resumen texto

Lorenzo García de Pedraza

Meteorólogo



Fotografía correspondiente a la serie “Atmosfera” del libro “Viatge a la Conca de Barberà 1” editado por el Ayuntamiento de Passanant y Belltall y presentado en la 5ª la edición de PASSANANT FOTO