divendres, 3 de setembre de 2010

Festival Internacional de Fotoperiodismo. 2010

El festival Visa pour l'Image  en su 22ª edición sigue mereciendo un viaje a Perpignan. No estoy de acuerdo en los que le reprochan que se han estancado, no me ha dado esa impresión, más bien lo contrario. Creo haber percibido un cierto aire fresco en la selección de los autores y en el enfoque que estos han dado a sus muestras.
El recorrido por los espacios emblemáticos que año tras año -acogen a exposiciones y visitantes- sigue siendo de lo más afortunado y gratificante del festival.
La Chapelle du Thiers Ordre acogía una de las exposiciones más interesantes a nivel de concepto y enfoque “La sabiduría de la humanidad” de Danielle y Olivier Föllmi.
En el edificio Couvent des Minimes que acoge el major número de exposiciones, visité la exposición “Peregrinajes” de Kazuyoshi Nomachi y  contemplar las maravillosas imágenes del -hajj de la Meca- ( Nomachi se convirte al Islam y luego se dedica durante cinco años a documentar el hajj ) fue un placer, y compartir charla-coloquio con él un verdadero lujo. Un clásico como William Klein con sus imágenes “Nueva York, Roma, Moscú, Tokio” siempre reconfortan; viajar a Chernóbil de la mano de Guillaume Herbaut con su excelente exposición “El oro negro de Chernóbil” o introducirse al corazón de la República Democrática del Congo con Cédric Gerbehaye a través de su exposición “Río Congo” muestra una vez más el nivel de Visa. Sorprendente por su narrativa fotográfica la exposición “El día que todo cambió…” del joven Olivier Laban-Mattei y muy instructiva la muestra de Stephanie Sinclair “La poligamia en Estados Unidos”.
Una fotografía de 18 metros de Michael Nichols presidía la Eglise des Dominicains. La imagen nos presenta a las secuoyas, árboles que en la realidad pueden alcanzar los 90 metros y que las prácticas agresivas de deforestación en el siglo pasado dieron lugar a la <>. El fotógrafo Michael Nichols atendía a los medios de comunicación en el centro de la sala con su impresionante imagen de fondo. En este mismo espacio y a la misma hora un joven Munem Wasif compartía charla-coloquio con los asistentes sobre su exposición “Tenemos fe en Dios” e intentaba transmitirnos la percepción que tienen los musulmanes de si mismos.
Una vez más Visa pour l'Image ha presentado lo mejor de la producción: la de los mejores fotógrafos del mundo y la de futuros talentos, así seguirá teniendo a los mejores visitantes.

La exposición “La sabiduría de la humanidad” de Danielle y Olivier Föllmi en la Chapelle du Thiers Ordre
El fotógrafo Kazuyoshi Nomachi durante su charla-coloquio

En la Eglise des Dominicains el fotógrafo Munem Wasif durante su charla-coloquio

En el centro de la Eglise des Dominicais el fotógrafo Michael Nichols atendiendo a los medios de comunicación