dimecres, 19 d’octubre de 2011

Día Mundial del Cáncer de Mama


Para obtener una buena fotografía no hay nada mejor que un buen análisis de los factores y elementos que vas a tener en contra y también, como no, de los favorables. Detectar, diagnosticar, riesgo, prevenir… aunque parezca extraño son palabras que forman parte del lenguaje fotográfico y hay que tener presente en el momento de iniciar cualquier proyecto fotográfico.
Es imprescindible saber elegir entre los profesionales que formarán parte del equipo y detectar cuales encajaran mejor entre ellos; es obligatorio disponer de un buen plan de prevención para paliar los innumerables factores imprevisibles que suelen darse en todo proyecto; es éxito seguro diagnosticar ciertos riesgos a tiempo para dotar al proyecto de mejor calidad; es necesario tener un buen grupo de amigos que nos den su soporte y nada como establecer una buena comunicación y relación con los espectadores. Si todos estos comentarios y sugerencias aplicables a la ejecución de un buen proyecto fotográfico son positivos y de resultados contrastados lo son aun más si hablamos de aplicarlos a luchar con el cáncer de mama. Hagamos del diagnostico precoz y la prevención un logro sanitario al cual no estamos dispuesto ha renunciar muy a pesar de los recortes.