dilluns, 10 d’octubre de 2011

Flashback 114

Los valores de la práctica deportiva se estaban asimilando entre la población, y la práctica de deportes que no fuesen el futbol estaba incrementándose. Surgían nuevas promesas que al cuidado de apasionados entrenadores pulían su estilo y practicando muchas horas fortalecían el espíritu competitivo superando semana a semana sus propias marcas.

Este esfuerzo continuado, persistente y el día a día del deportista que busca la mejor forma de batir sus propios logros, conlleva una cierta soledad dentro del equipo, entrena solo, su esfuerzo es individual, cuida su cuerpo y alimentación, destina muchas horas a perfeccionar un gesto repetitivo, esta lucha personal llamó mi atención y quise fotografiar diversas especialidades.

La natación es una de las prácticas deportivas más completas y recomendada por muchos galenos ya que estimula, en un medio casí ingrávido, todo el cuerpo y los pulmones. Me llamaron la atención los brazos de los nadadores que los diferentes estilos les confieren unas características tan concretas, mientras nadan, que se puede adivinar su especialidad. En las fotos opté por un disparo lento que potenciara el movimiento de brazos y agua.