dilluns, 24 de setembre de 2012

Flashback 164

Muy cerca de Abidjan, dirección este, se encontraban unas magnificas playas. Las playas atlánticas tienen una buena imagen plástica, suele haber poca gente, pero no nos engañemos son peligrosas para los bañistas, ya que si se cruza la “barre” nadando se tienen muchos problemas con la resaca para regresar, fuimos avisados y durante la expedición tuvimos la cautela de no cruzarla. 

En la playa de Gram Bassam, primera prefectura de la colonia francesa, se podían observar en un estado de conservación pésimo los edificios coloniales; las calles todavía conservaban los nombres de los colonos y gobernadores franceses de antaño; el aspecto decadente, fotográficamente hablando, podía tener cierto encanto pero las autoridades advierten del peligro de zona, ya que en aquella época ésta estaba ocupada por bandas peligrosas que solia desvalijar al viajero viviendo de lo que robaban. Durante nuestros 20.000 Km. por el continente africano sufrimos algun que otro percance pero de la ciudad Abidjan y sus playas salimos indemnes.