dilluns, 25 de març de 2013

Flashback 190

Entramos en Zaire por Bangassou cruzando el caudaloso rio Oubangui. Éste fue uno de los países africanos, de nuestro itinerario, com más corrientes fluviales. Las había de grandes y pequeñas, tuvimos ocasión de cruzarlas con todo tipo de embarcaciones y bacs. Algunas de ellas a motor, otras a base de remos, también tiradas por un cable desde la otra orilla… Lo más complicado, a menudo, solia ser cargar y descargar nuestro pesado Land Rover y coincidir en los horarios, si es que se puede llamar así a la arbitrariedad horaria, ya que la divergencia entre la realidad y lo que se indicaba en el embarcadero eran difíciles de aceptar inclusive para nosotros, con miles de kilómetros por ese magnifico y extraordinario continente. 
Al ser época de lluvias los caudales eran importantes, con lo que los barqueros tenían que calcular donde iniciar el cruce (tomar el punto de salida) para que yendo a contra corriente, el propio curso de agua los situara correctamente en el punto exacto de desembarco.