dijous, 14 de març de 2013

La disparé hace 333 días


No pude resistir la tentación, su fuerza era tal que me senti atraído y sin ser consciente del ¿por qué?, o ¿para qué?, o ¿para quién? … disparé. Al analizarla más tarde durante unos instantes estuvo muy cerca de entrar a formar parte de estos miles de ítems que viven en esos micro espacios que el ordenador tiene reservado para los “eliminados”. Pero suspendida en el aire por unas fracciones de segundos, como la pelota de tenis en un MATCH POINT, finalmente cayó en la carpeta de “pendientes” y de allí pasó a la de PHOTO SHOTS. 
Definitivamente este país necesita gente sin complejos. Gente dispuesta a luchar por sus ideales sin preocuparse de lo que opinen sus vecinos. Gente valiente que no le incomode mostrar sus partes nobles en público. Gente capaz de meterse dentro de cualquier pantalón. Gente que acepte su cuerpo aunque quizás éste no cumpla con los cánones establecidos por estéticas crueles y obsesivas. Sí en este país necesitamos gente: libre, abierta, sincera, noble y feliz.