dilluns, 2 de setembre de 2013

Flashback 211

Dejamos Ruanda al cruzar el río Akaguera que Stanley y Emin Pachà exploraron descubriendo en 1875 las fuentes del Nilo. El Nilo se forma a partir de dos fuentes: al este con el lago Victoria y al oeste con el lago Alberto siendo el río Akaguera el curso de agua cuyo manantial, situado más al sur en Burundi concretamente, da origen a la fuente del Nilo que durante tantos años buscaron exploradores como: Cailland, Burton, Speke y Grant. 
La caseta fronteriza por donde entramos a Tanzania estaba situada a 3º sur del Ecuador en un altiplano que domina el curso del Akaguera. En aquella época para entrar exigían un mínimo de divisas, y aquí nos encallamos, puesto que el policia multiplicaba el mínimo que habíamos declarado por los seis miembros de la expedición, lo que suponía un pequeña fortuna que nosotros no disponíamos, quedándonos sin visado para entrar en Tanzania. En tierra de nadie y a la espera de la benevolencia de la autoridad fronteriza. Transcurrido dos días permitió que un motorista entrará en el país para poder contactar con un segundo equipo de apoyo que estaba en Nairobi y así solucionar el percance que nos impedia continuar con la expedición. 
Estuvimos acampados en esta frontera mas de siete días hasta que llegó el equipo de refuerzo. Sietes días sin comida ni agua salvo un poco de pienso de gallinas con el que cocinábamos una especie de tortas fritas que acompañábamos con el agua del río Akaguera que parecía café con leche por la sedimentación de sus aguas. Nuestra dieta sólo varió un día en que unos suizos que pasaron nos dieron un poco de su comida y unos porros que guardamos para algun tipo de celebración. Esculpir madera y jugar al awelé con piedrecitas fueron las actividades con que ocupamos el tedioso y largo tiempo de espera en tierra de nadie.