dilluns, 14 d’octubre de 2013

Flashback 217

En ruta hacía la ciudad de Arusha a los pies del monte Meru de 4.565 metros, pasamos muy cerca de Olduvai Gorge y aprovechamos para visitar uno de los yacimientos arqueológicos más importantes de África. En 1959 el Dr. Louis Leakey descubrió el cráneo del Zinjantropus Bosei el homínido más antiguo de África, hasta que años más tarde su hijo descubrió el Keniapitecus Bosei, en el valle del Rif en Kenia que le superaba en antigüedad. 
Estos hallazgos, en aquel momento, situaron al continente africano como cuna de la humanidad y paradójicamente estas zonas es donde habitan las etnias Masai, Samburu y Turkana que siempre se han caracterizado por una vida nómada dedicada al pastoreo bobino y rechazando las costumbres europeas impuesta por el colonialismo a favor de sus costumbre ancestrales. 
Más tarde, pude documentar los hallazgos arqueológicos en el museu de Dar-es-Salaam, ya que en el Olduvai Gorge sólo existia una placa de mármol que señalaba el emplazamiento del hallazgo.