dilluns, 13 de juny de 2011

Flashback 97

Siempre me han interesado nuevos puntos de vista donde posicionar la cámara. La perspectiva de los sujetos y objetos toma una visión diferente que te permite análisis estético-fotográficos distintos a la realidad que acostumbramos a ver, con una visual llana a la altura de la cabeza.

Sostengo que el fotógrafo debe observar sus entornos con una visión de 180º en sentido horizontal y vertical para ser capaz de analizar que hay, que sucede y que te puede interesar o simplemente llamarte la atención.


Estas dos imágenes las tome para ilustrar el incremento de la natalidad que se venía observando en la sociedad, donde las familias tenían más de uno hijo, y la implicación del padre en el cuidado de los pequeños, muy minoritaria, empezaba a despejar el tópico “el padre trabaja y la madre cuida de los hijos” y aunque se preveía que el camino seria largo, quizás no pensábamos que tanto.