dilluns, 27 de juny de 2011

Flashback 99

En aquella época realizaba constantes excursiones por la comarca del Anoia que a igual que en otras comarcas se habían incrementado las visitas turísticas a pueblos pequeños y en consecuencia surgían todo tipo de establecimientos destinados al descanso y a la restauración. En cualquier lugar podías encontrar un burdo cartel en una cutre entrada, que ofrecía el servicio de comidas y banquetes para todo tipo de celebración a precios económicos.