dilluns, 25 de juliol de 2011

Flashback 103

Las imágenes reflejadas es uno de los motivos que siempre me han llamado la atención por su falta de volumen e irrealidad ya que se nos manifiestan al revés y porque el propio fotógrafo tiene presencia en el acto de fotografiar.

Los cristales suelen traicionar la visual a veces con pequeñas deformaciones de la imagen y en un mismo plano, nos pueden mostrar diversos puntos contrapuestos del escenario. Componer estas imágenes es un ejercicio de angulaciones ya que con pequeñas variantes puedes mostrar aspectos diferentes con el reflejo.

La imagen de este post la tomé como documentación de un tipo puertas con cristalera que aportaban luminosidad a la vivienda. Éstas han desaparecido casi por completo, bien por su fragilidad o por la facilidad de ser franqueadas por extraños.