dilluns, 6 de gener de 2014

La disparé hace 6.205 días


El primer libro fotográfico IGUALADA de la trilogía sobre Igualada, mi ciudad natal, concluye con la imagen que ilustra este post. Un grupo de pajes reales regresando a sus lugares de origen, felices y satisfechos de haber podido experimentar tantas emociones en una sola noche. En Igualada es tradición que los regalos los entreguen en mano, casa por casa, los pajes (en la actualidad son alrededor de 800) que debidamente organizados y distribuidos por toda la ciudad cumplen desde hace muchos años con esta tarea. Se hace difícil explicar las sensaciones y emociones que se agolpan en la mente de niños y mayores, cuando 4 o 5 pajes reales entran en casa para entregar los regalos. 

La imagen la tome a altas horas de la noche utilizando TMAX 400 forzado a 1.200 ASA, cámara Nikon F2, con objetivo 50mm. F 2,8 - 1/30s. Los pajes andando hacía mi y yo retrocediendo a la par en la calle Argent de Igualada del 5 de Enero de 1997.