dilluns, 14 de febrer de 2011

Flashback 80

Proclamar anualmente a una ciudad como Pubilla de la Sardana era un motivo de afirmación de catalanidad de reconocimiento y rendición de homenaje a las “colles sardanistes” que mantenían viva la danza tradicional de Cataluña por excelencia.

Estas manifestaciones culturales conllevaban un aspecto de recuperación de elementos lúdico-festivos como: los “capsgrossos” hechos de cartón piedra que precedían a los “gegants” ( representados, por obligación, en las figuras de los Reyes Católicos, Isabel y Fernando) siempre acompañados por la inconfundible música de los “grallers” a la que le seguían “diables, dracs, i imatgeria festiva” entre otros iconos.

Fue en la celebración de Igualada Ciudad Publilla de la Sardana cuando yo tomé la cámara de cine Bolex de 16mm. a cuerda, para participar junto a Juan Mollà en la filmación del documental que englobaría todos los actos de esta celebración, iniciándome en la realización de documentales cinematográficos de formato medio.