divendres, 27 de gener de 2012

José Manuel Ferrater responde a Josep Bou

El fotógrafo JOSÉ MANUEL FERRATER me recibió en su estudio, rodeado del equipo de colaboradores con los que realiza sus trabajos, donde respondió a las preguntas del cuestionario que he preparado para el proyecto FOTÓGRAFOS INVITADOS basándome y tomando como inspiración el “Proust”. 
Este proyecto en su primera fase lo he planteado para ser visionado en la red pero con el objetivo que al cierre del mismo pueda tomar forma de libro. 


José Manuel Ferrater en su estudio de Barcelona

*Cada cuestionario se publica en el idioma que se haya expresado el invitado 

¿Qué supone para ti ser fotógrafo? 
Ser fotógrafo ha sido para mi la única forma de ganarme la vida en los últimos cuarenta años. Ser fotógrafo no creo que sea nada muy especial, ser fotógrafo yo creo que es como ser carnicero o un asesino; un rei o un policia… no creo que eso marque de una forma muy determinada ni que seas muy distinto a las demás personas que corren por ahí, yo creo que ni he elegido yo sino que me ha elegido a mi para así poder sobrevivir esos últimos cuarenta años. 

¿Qué crees aportar a la fotografía? 
No creo estar aportando nada a la fotografía, en todo caso la fotografía me ha aportado a mi la posibilidad de ver la vida a través de una cámara, que es casí como verla a través del visor de un rifle. La fotografía es una forma directa de llegar a la mente, a la profundidad de la gente y de los cosas.

¿Qué es para ti encuadrar? 
Encuadrar? no… no se encuadra, el encuadre sale solo, es intuitivo, es un ejercicio de años, y años, y años… y es que la cámara encuadra sola. Es parte de lo que más me está gustando de la fotografía que estoy haciendo en los últimos tiempos, en el que conceptualizo profundamente lo que voy hacer y luego le dejo a la cámara que mande. 

¿Qué despierta tu creatividad o inspiración en la construcción de nuevos proyectos? 
De entrada el hambre, a partir de ahí llevo bastantes años pintando y escribiendo con lo cual intento -no se si se dice así- intelectualizar un poco el contenido de lo que voy ha hacer. Me gusta pensarlo muy en abstracto, me gusta pensar casí en números y líneas, cada vez con el pensamiento más frío, más desprotegido para luego en el momento de hacer la foto dejar que el cerebro actue. Él ya sabe lo que tiene que hacer porque se lo he contado, se lo he explicado y él me lo ha explicado a mi de una forma que nos entendemos muy bien, el cerebro y yo. A partir de ahí -ya te digo- prácticamente manda la cámara, la óptica, y ahora con el foco automático y las cámaras automáticas se me ha hecho mucho más fácil todo, tengo que pensar, todavía, mucho menos, y creo, es lo mejor que puedes hacer cuando haces fotos –no pensar-. 

¿Cuál es el rasgo principal de tu obra fotográfica? 
No se si mi obra fotográfica tiene algún rasgo pero si hay algo que tengo claro, es que en realidad lo que más me gusta es molestar, luego lo consigues o no, te atreves o no, pero… ese, me gustaría que fuese mi rasgo, en encantaría que la gente dijese “es que es/era muy duro”, eso es lo que yo busco, no por extravagante, ni por hacer cosas tremendas… sino que conceptualmente fuese muy duro y… poco más. 

¿Qué fotógrafo / fotógrafa te ha influido más a lo largo de tu trayectoria? 
Creo que las fotos que más me han impresionado en mi vida ha sido la colección de 300 / 400 fotos de Peter Beard sobre elefantes muertos -fotos cenitales sobre cadáveres de elefantes en distintos estados de descomposición-, son fotos encargadas por el departamento de parques nacionales de Kenia, estas fotos ( para archivo) solo explican que en aquel lugar hay un elefante muerto. Creo que es la mejor forma de entender la fotografía… hacer una foto cenital para un archivo, no creo que haya una forma más interesante de fotografía que ésta. 

¿Cuál es tu fotografía pendiente? 
Tenia una fotografía pendiente pero la hice ayer, bueno la hicimos ayer porque aquí, la figura del fotógrafo, en este estudio ya no es “el fotógrafo”, somos un montón de gente que construimos la foto, cada uno tiene su cometido y todo se mezcla, hay otras persona que disparan además de disparar yo, que están en la luz, que están en el ordenador, que están en el color, en el retoque… a los que consulto y que hablamos. Es decir lo que antes era prácticamente un producto unipersonal ahora ya no lo es, no creo que la fotografía de moda pueda seguir siéndolo. Cada vez es más complejo hacer una fotografía de moda, y ésta requiere la suma de muchos talentos, con lo que diria que no hice ayer esa fotografía, sino que la hicimos, y las hicimos ayer porque realmente hicimos unas fotografías que tenía pendientes. Las fotografías que hicimos són un cierto homenaje a Virginia Wolf, con la presencia de lo que es ella de mayor y de jovencita y … ha sido un trabajo muy interesante, un trabajo con un nivel de preparación intelectual alto, que es casí lo único que me interesa, que el proceso creativo se eleve cada vez a un nivel más alto y que todos los que estamos llevemos a nuestros cerebros al punto de fundir el chip en todo momento, para dar de nuestras mentes lo mejor posible. 

¿Por quien te gustaría ser fotografiado ? 
Pues me va a encantar que tu me hagas una foto…vale! 

¿Alguna obra de arte te parece insuperable? 
Obras de arte insuperables… pues todo lo escueto que he sido hasta ahora si empiezo a contar las obras de arte insuperables que siento existen, podría estar hablando tres meses y medio… Hay miles de obras, muchas, pictóricas, escultóricas, literarias… diría que por decir una por ejemplo “Bajo el volcán” de Malcolm Lowry es un libro que me ha encantado de forma brutal; a nivel plástico o pictórico Mondrian, Cézanne, Van Gogh … evidentemente Bacon y Picasso que son apabullantes y si te vas a Velázquez es impresionante lo que está dando la humanidad con artistas, gente impresionante… sí, sí mucha envidia… je,je,je. Pero hay un referente muy clásico que se ve en mi pintura y se nota, son los “Papas” de Francis Bacon, creo que a nivel pictórico es lo que más me ha golpeado, pero hay tantas cosas… que decir solo una es una… es una putada. Tengo muchos preferidos, como el escultor Brancusi que me parece impresionante y en cualquier arte hay gente brutal, como en películas como “Sed de Mal” de Orson Welles y me quedo cortísimo, ya que entonces pienso en películas comerciales que me han impresionado tanto como películas mas existencialistas . Porque hay películas de John Ford o John Huston que son comerciales y a la vez interesantísimas o películas de Coppola o Scorsese, como “El cazador” o la escena de la boda del cazador de Michael Cimino, ppfff… son películas para hacer dinero, para gustar a gran cantidad de gente, no hace falta que sean obras muy introvertidas y poco comerciales. Generalmente la separación entre comercial y no comercial para mi no existe. 

Un color. 
Un color… lo tengo más claro en la pintura, empecé con una paleta de colores en la que los tres básicos se habían convertido en vez de un rojo en un rosa medios fucsia, un bazoka, el azul era un turquesa y el amarillo era un tono piel, un color carne, se llamaba tinta de carne. A partir de estos tres colores mezclados con el blanco y el negro pase una serie de años pintando con ellos. Después desapareció el turquesa; acabo desapareciendo el color piel y me quede un par de años pintando con el blanco, el negro y el rosa; en las penúltimas obras ha desaparecido el rosa, y me he quedado con el blanco y el negro, pero ahora han vuelto a aparecer, con el blanco y el negro el turquesa y el rosa. Por eso decirte un solo color… no me voy a quedar con uno, es imposible, tendría que quedarme con el blanco y negro que también ha marcado mi trayectoria fotográfica, y entre el blanco y el negro… unos días el blanco y otros el negro. 

Un fotógrafo.
Un fotógrafo, te voy a decir lo mismo, lo que es seguro es que hay muchos y aparte de Peter Beard -que de el me apasionan las fotos de los elefantes muertos- él no es mi fotógrafo preferido, pero si me apasiona esa colección. Si tengo que decirte un fotógrafo lo que si es seguro que será uno de moda, porque es casí la única fotografía que me interesa, además de las fotos policiales, éstas en que el fotógrafo no cuenta. Aunque puesto a decir uno, diria un clásico como Steven Meisel, y ya está. 

Algo hermoso.
Un día como el de ayer donde después de meses haciendo fotos de encargo en las que tienes que poner mucha sangre, mucha carne, estar muy vivo para hacer las cosas bien, en un día como el de ayer es como un desparrame de disfrute en el que puedes mezclar alguien que te gusta, su cerebro, y mezclarlo un poco con el mío. Cuando la mezcla de dos, tres o cuatro mentes dan algo fantástico eso es algo hermoso, si, es hermoso el trabajo en equipo. La fotografía de moda siempre ha sido un trabajo de equipo pero nunca tanto como ahora, es necesario, imprescindible y obvio. Lo mejor que da la humanidad es la capacidad de trabajar en equipo, y al mismo tiempo tener tu soledad para pensar y hacer tu solo.










Próximo fotógrafo invitado ANTONI BERNAD