dilluns, 15 d’octubre de 2012

Flashback 167

A partir de Berekum tuvimos una buena carretera que nos llevaría hasta Kumasi la capital del reino Ashanti. Las mujeres son / eran la columna vertebral de la sociedad Ashanti, y en ésta anteponen la lealtad a su rey -elegido por la reinas madres y que cada 42 días, el rey Ashanti, celebra una fiesta en la que preside un tribunal civil para tratar las cuestiones polémicas de sus súbditos- anteponiéndose a la justicia del gobierno de Ghana, a modo de juez de paz y sus decisiones son inquestionables. No tuvimos ocasión de asistir a ninguna de éstas celebraciones y el esplendor que en el pasado exhibieron los ashantis en joyas de oro, hoy en día se manifiesta solamente en su traje tradicional “el duriber” y alguna que otra joya de sus antepasados. 

La sorpresa que encontramos en Ghana fue que justo coincidiendo con nuestro paso se había cambiado el sentido de circulación por carretera, pasando de hacerlo por la izquierda a por la derecha. Numerosas señales de tráfico y grandes vallas entre la vegetación informaban del cambio de sentido circulatorio, pero algunos autóctonos todavía no lo tenían muy claro y la conducción por Ghana fue tensa y agotadora, aunque esta vez no por el estado de la carretera.