dilluns, 1 d’octubre de 2012

Flashback 165

Para llegar a Ghana queríamos seguir la ruta más corta que era la que bordeaba la costa, pero el bac que cruzaba el rio cargando los vehículos estaba inoperante por lo que tuvimos que tomar la carretera que va bordeando la frontera de Ghana, que pasa por Abengourou y cruza una zona muy boscosa con un relieve de ondulaciones constante, pero como estaba bien asfaltada y apenas hay transito rodado se circulaba con rapidez. 

Las fronteras en África son una mera línea administrativa, ya que tanto el territorio como las etnias que lo ocupan no las separa una línea establecida en época colonial, con lo que pasamos por una zona donde los ashanti, originalmente de Ghana, hace siglos que estan viviendo –éstas son algo más conocidas que otras etnias por una película que abordaba el tema de la esclavitud en EEUU cuyo título era ASHANTI-. 
Ya os he hablado de mi interés por las escultura africana y los ashanti tienen unas piezas escultóricas de unos 30 cm. que se denomina “las muñecas Ashanti” relacionadas con la fertilidad, que siempre me han llamado poderosamente la atención. Las mujeres en su primer embarazo reciben una de estas muñecas para que las proteja durante el primer embarazo y en los próximos, éstas llevan sujeta la escultura encima de su vientre hasta el alumbramiento para que el bebé esté protegido contra cualquier hechizo, mal de ojo o percance.