dilluns, 21 de gener de 2013

Flashback 181

A partir de la capital Yaoundé y a medida que nos acercábamos a la frontera con la Republica Centro Africana en los poblados observé cambios en la construcción de los habitáculos y graneros. Nos íbamos encontrando con pequeñas factorías manuales dedicadas a la confección de ladrillos de barro, algunos cocidos otros secados al sol. Las casas alternaban paredes de adobe y entramado de madera con pared de lajas de madera encalada. Muchos graneros, de forma circular, estaban construidos con un tejido de ramas entrelazadas, y todos ellos con el techado de paja.
Como se acercaba la época de lluvias decidimos acelerar nuestro ritmo de marcha, ya que muchas de las pistas por las que debíamos circular se volverían imposibles y cabía la posibilidad de que quedaran cortadas al transito de vehículos, por inundaciones fortuitas en la pista o puentes inutilizados por derrumbes.