divendres, 18 de juny de 2010

BURKA

Me pregunto ¿cuantos de nosotros hemos querido vivir durante un día dentro de un burka? para experimentar la sensación de aislamiento; perdida de ubicación en el espacio; relación con el entorno; la extralimitación de percepción sensorial...

Descubrí los burkas hace muchos años en el aeropuerto del Cairo. Estando en la cola de embarque, pasaporte en mano esperando mi turno, de pronto me percato que los funcionarios -tras un breve diálogo entre ellos- deciden abrir otra cabina de visado. Oigo un gran revuelo a mis espaldas y al darme la vuelta contemplo ante mi unas 25 o 30 ( supuestamente mujeres ) con burka y guantes acompañadas por un solo varón que iba entregando a la “mujer funcionaria” los pasaporte, una por una la funcionaria se introducía debajo de los burkas para comprobar identidades.

Almacené esta visión en mi subconsciente por tiempo y a lo largo de mi trayectoria la ido introduciendo en varios de mis proyectos. En el proyecto fotográfico, presentado en PHOTOESPAÑA2002, Oppression -los espectadores disponían de un burka a través del cual visitar la exposición-. En el proyecto L’Ànima de la Ciutat los participantes disponían de un burka, entre otros muchos elementos, a través de los cuales manifestaban su posicionamiento.

Quizás en tiempos ancestrales el burka fuera una pieza del vestuario tradicional, pero en determinadas circunstancias son verdaderas camisas de fuerza para oprimir y reprimir la libertad de las mujeres negándoles, incluso, el estatus de persona.


Imágenes correspondientes a la página 53 del libro L’Ànima de la Ciutat” ,tomadas durante la foto-intervención del mismo nombre.