dijous, 3 de març de 2011

LA VELOCIDAD MÁXIMA


Donde yo vivo no necesitamos que nos indiquen a que velocidad máxima podemos o no podemos tomar las curvas, si no ajustas la velocidad correcta al trazado de la carretera “te la pegas”, o sea que los residentes solemos aplicar el sentido común a la conducción. Otro tema es si hablamos de los adelantamientos, aquí ya tenemos un pequeño problemilla puesto que como somos un índice de población tan elevado ( es broma ) solemos sobreentender que “no viene nadie” y por último están los vehículos no identificados, estos si que lo fastidian todo. Ellos desbaratan los tiempos minuciosamente calculados en saber cuanto tardaremos en nuestros desplazamientos y si se llega tarde a una reunión, la excusa no es “un atasco” sino “un coche forastero” imposible de adelantar.